tuadministradorchile
calderas gas natural

¿Por qué las calderas de condensación son las mejores opciones para los condominios?

Las condiciones climáticas de nuestro territorio hacen que resulte imprescindible la existencia de sistemas de calefacción en casi todas las edificios y condominios destinados tanto a viviendas como a oficinas; estas edificaciones deben contar con calderas cuyo óptimo rendimiento cubra las necesidades de la totalidad de los residentes, con el menor daño posible al ambiente. Por eso recomendamos ampliamente el uso de calderas de gas, específicamente, las calderas de condensación.

En un artículo anterior hablamos sobre las calderas de gas en general. Allí definimos que las calderas de gas se clasifican según su funcionamiento en calderas estancas, calderas Nox, atmosféricas y de condensación; estas últimas son las que mejor se adaptan a las necesidades de la mayoría de la población, además de tener un índice de contaminación muy bajo o nulo.

calderas de condensación

Características de las calderas de condensación

Este tipo de calderas entran en la categoría de las llamadas “estancas”, por tener sellada la cámara de combustión (al contrario de las calderas atmosféricas que son abiertas); esta  particularidad no permite que los gases de la combustión se dispersen en el aire.

Asimismo, las calderas de condensación aprovechan la energía calórica liberada cuando se enfría el vapor de agua proveniente de la combustión. Esta forma de funcionamiento les permite reiniciar su ciclo de calentamiento, bien sea del agua o del ambiente.

Otro punto a favor de este tipo de calderas, es que su poder calorífico inferior (PCI), que no es más que el calor realmente aprovechable, supera el 100 % de rendimiento (entre 105 y 110 %); esto se logra gracias a su bajo consumo de combustible y a su aprovechamiento de la energía proveniente del vapor de agua.

Factores que hay que tomar en cuenta si elegimos una caldera de condensación

Existen dos elementos que, si bien resultan poco significativos en comparación a las ventajas que proporcionan las calderas de condensación, es necesario tenerlos presentes al momento de decidirnos por este tipo de calefacción.

  • El primero de ellos, la inversión, que resulta un poco más elevada tanto por la calidad del equipo como por requerir una instalación un poco más compleja que las demás calderas a gas; sin embargo, esta inversión inicial se recupera con el ahorro en las facturas de gas.
  • El segundo factor que hay que considerar, es la necesidad de contar con un desagüe, para la eliminación de los líquidos provenientes de la condensación.
  • El tercero, y último factor, que se debe tomar en cuenta es que la mantención resulta un poco más elevada; no obstante, para mantener el sistema en óptimas condiciones es recomendable contratar un plan de mantenimiento mensual preventivo.

Mantención de las calderas de condensación

Con respecto a la mantención, es importante que su administrador de condominios o persona encargada del Comité de condominios, llame con cierta regularidad a una empresa calificada, con experiencia y certificaciones, que garantice su óptimo funcionamiento.

Los Copropietarios y residentes deben tomar en cuenta que el tiempo de vida útil de una caldera a gas no excede los diez años; por lo que es necesario tomar previsiones para su correspondiente reemplazo cuando se nos reporten desperfectos o el desgaste natural, resultado del uso continuo o de su obsolescencia.

En ese caso, su empresa administradora de edificios o el administrador de condominios será la persona encargada de notificarle; así como de buscar cotizaciones para el reemplazo o reparación de su caldera de condensación.

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Relacionados

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
✌️✌️ Hola, ¿Necesitas ser asesorado?
Hola, cuéntanos en que podemos ayudarte.